Luis Amavisca indaga en el mundo de las palabras

Luis Amavisca indaga en el mundo de las palabras

Hay una pequeña distancia entre el vacío que dejan las preguntas sin respuestas y el frío del acero. En estas parcelas de espacios nunca resueltos, en los que la mente se retuerce y busca, aparece la obra de Luis Amavisca (Santander, 1976). Su actual exposición “A/dentro” habla de todo lo simple segmentado, de la fragilidad del ser y la palabra como herramienta en construcción constante. La galería Isabel Hurley en Málaga alberga la muestra hasta el 25 de mayo.

En el aire, etéreo, el mundo de las palabras gira y devuelve siempre recuerdos y sensaciones vividas. Nos lleva de lo particular a lo especial reubicándonos en el tiempo y haciéndonos sentir parte de universos propios o ajenos. Así nos introduce Luis Amavisca en su nuevo trabajo, convirtiéndonos en cómplices de su exploración en el acero lacado y las luces, excusas para cuestionar todo lo que queda entre la palabra dicha y la omitida, asumiendo el peso del metal en su nueva apuesta creativa.

La huella del artista está presente en una muestra difícil de clasificar, en la que queda latente su versatilidad y capacidad para encontrarse cómodo en diferentes soportes. Aunque en anteriores colecciones el vídeo y la fotografía tenían un peso mayor, el uso del objeto no es un recurso nuevo en su obra, ya que lo había empleado en anteriores trabajos. Por tanto, su actual muestra revela una faceta original en la obra de Amavisca, siendo esta la segunda vez que expone en la galería Isabel Hurley.

Cada pieza contiene una palabra que a la vez enlaza con la siguiente, de esta manera se construye Me dijiste que me querías, compuesta por cinco placas de acero inoxidable lacado en un rojo intenso o I can’t stand anymore the metal inside my neck (No aguanto más el metal dentro de mi cuello). En esta última serie el soporte hace posible todos los reflejos y refuerza el peso de la palabra.

El metal aporta, en este caso, sensaciones nuevas que hablan así también de una génesis creadora en la vida del artista, que se acerca de esta manera al arte conceptual. El acero como alusión al contrato social: otra vez la obra como denuncia y síntoma de un sistema enfermo. Así vuelve a interpretarse cada significado, una vez se cruza la puerta de la galería y la calle impone sus propias luces y aceros.

Luis Amavisca, Erasmus en la Universidad de Pisa (Italia) mientras cursaba sus estudios de Historia y Ciencia de la Música, es un artista multidisciplinar e intelectualmente inquieto. En su currículum apenas hay alguna línea en blanco para dejar descansar los ojos al lector entre proyecto y proyecto. Su talento y capacidad para interpretar el arte desde una geografía personal lo han convertido en un artista reconocido tanto dentro como fuera de España. Pasar a conocer sus obras es sin duda un buen ejercicio mental.

Publicado en Arte de Galería

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s