Los pintores Galán Polaino y Pedro Roldán entre óleos y acuarelas

La Galería de Arte La Zubia en Granada expone 16 acuarelas de José Galán Polaino (Granada, 1934) y 24 óleos de Pedro Roldán (Córdoba, 1954). Una muestra de exquisitas obras en las que se puede observar la maestría de dos creadores de técnica y temática distinta, sin necesidad de más cohesión que su imponente trabajo. La muestra se podrá visitar hasta el 12 de junio.

Con esta exposición la Galería de Arte La Zubia devuelve al mundo expositivo la obra de uno de los acuarelistas más importantes en España. A través de 16 piezas, propiedad de la galería, José Galán Polaino enseña su trabajo al público general para gusto de aquellos que no conocen su obra. Tras 30 años en la sombra, sus cuadros vuelven a estar bajo los focos de una sala de arte, así encuentran otra vez un amplio espacio donde ser admirados, dado el magnífico trabajo logrado sobre el papel.

Los gitanos o la mujer de campo, son algunos de los personajes que Galán Polaino traslada a la acuarela. La sensibilidad para plasmar las líneas de los rostros, la intensidad de los colores y el espléndido dibujo hablan de un acuarelista experimentado y disciplinado. Del natural a la hoja, como ha sido su costumbre desde siempre, recrea emociones intensas de personajes deshechos por el dolor y atravesados por la pobreza en entornos rurales.

El artista granadino pertenece a la estirpe de los pintores sociales, sin reconocerse dentro de ningún grupo en especial. Un retratista de trazo ligero y uno de los primeros en trabajar acuarelas en gran formato, algunas de sus obras han alcanzado los 200×100 cm. Así es que en La Zubia, pueblito granadino donde reside, atesora estampas llenas de realismo que han influido en la obra de otros grandes acuarelistas como Rafael García Bonillo, según comenta la galería.

La colectiva muestra una extensa exposición de obras de Pedro Roldán, más de 20 óleos sobre tabla llenos de color y colmados de sutiles detalles que envuelven al espectador en la percepción de la luz y el paisaje. Para ello su autor se sirve de un amplio cromatismo con el que crea composiciones intensas y brillantes, dando como resultado una delicada y personal concepción de los espacios. Mientras el juego cromático avanza y construye colinas, pueblitos, horizontes, el visitante se encuentra en medio de una grata experiencia sensorial que pasa por embullarse en el pequeño formato y recordar la belleza de esos instantes atrapados en la memoria.

Las líneas se estrechan o se ensanchan, los puntos de atención se diversifican, la luz a través del color se hace más viva y real en cada trazo. Obras como Amanece en calma Caneján. Vall d´Arán (óleo sobre tabla 90×58 cm), Última luz. Sierra del Co. (óleo sobre tabla 25×25 cm), o Primavera. Montes de Málaga.  (óleo sobre tabla 25×25 cm) hablan de su relación con el paisaje desde un estilo figurativo.

La Galería de Arte La Zubia toma su nombre del pueblito en el que está situada, a pocos kilómetros de Granada. Un espacio expositivo con menos de tres años en actividad,  inaugurado bajo el lema “El refugio del pincel”.

Publicado en Arte de Galería

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s